Page 11 - TequioVol1No1

 

 

 

 

 

Page 11 - TequioVol1No1
P. 11

Violencia en la escuela / Araceli Ramírez Benítez / 7-13  11






                educación que recibieron ellos. Por otro lado, la mayoría   también es ahí donde se ponen de manifiesto
                de  las  veces los alumnos lo aceptan, puesto que en   verdaderas luchas de poder, las cuales se tratan de
                casa les recalcaron que a la escuela se va a aprender   ganar mediante el uso de la fuerza, lastimando a los
                y a obedecer, lo que nos da elementos necesarios para   más débiles, a través de golpes, rasguños y patadas,
                manifestar que tanto maestros como alumnos han    para medir quién tiene más fuerza o aguanta más, o
                interiorizado roles sociales determinados. Aun así,   en su defecto, aquellas agresiones disfrazadas de
                cabe señalar que no todos los docentes ni todos los   juegos. También están los casos de maestros que
                alumnos actúan de esta forma, hay quienes desde el   pueden dar una “palmadita” a los alumnos sin que sea
                lugar que ocupan ejercen resistencia.             un golpe, según ellos.
                   Veamos el siguiente testimonio:              •  El patio de la escuela: este espacio se convierte
                   María le dice a la maestra: “Paco me está      en un verdadero campo de batalla, en el que se
                molestando, me hace gestos y me dice chillona”. La   puede aprovechar cualquier descuido para dañar
                maestra le contesta: “Mari, ya deja de quejarte, algo   al compañero con el que se tenga alguna rencilla, o
                le has de haber hecho a tu compañero para que te   disfrazar la agresión de juego, como por ejemplo “el
                moleste, tú tienes la culpa; anda, vete a tu lugar y   burro seguido”, en la que hay varios alumnos que
                apúrate”. “Pero, maestra, siempre me está haciendo   se ponen con las piernas abiertas, agachados
                señas y muchos gestos malos y me quita mis cosas,   hasta que las manos tocan el piso y separados por
                yo no le estoy haciendo nada, pero le voy a decir a   aproximadamente medio metro, una fila de niños
                mi papá”.                                         los saltan dándoles una patada en el trasero lo
                   Podemos apreciar, además de lo ya mencionado, la   más fuerte que puedan; cualquier juego se puede
                repetición de las relaciones de género, en cuanto que se   aprovechar para agredir al compañero.
                le dice a la niña que ella tiene la culpa de ser molestada, no   •  La zona perimetral: este lugar siempre ha sido el
                se indaga o se pregunta cómo se suscitó dicho conflicto   preferido por los alumnos, tanto del sexo masculino
                entre los alumnos, sino que de entrada se le da la razón   como del femenino, para solucionar conflictos  a
                al niño. La pregunta para la docente sería: ¿las mujeres   través de los golpes. Cuando no pueden pelearse
                tienen la culpa de la violencia que ejercen los hombres   dentro de la escuela, la frase más común es: “nos
                contra ellas? Lo más lamentable es que ella como mujer   vemos a la salida, a ver cómo nos va”. Los daños
                propicie este tipo de situaciones. La violencia simbólica   físicos han llegado a ser irreparables, ya que
                no se ejerce únicamente de docentes hacia los alumnos,   lamentablemente se ha provocado la muerte de
                sino también entre pares, como lo evidencia el último   las víctimas.
                testimonio; también los profesores la padecen en el trato
                con sus compañeros o jefes.                     La violencia, ya sea oculta o abierta, daña física
                                                                y psicológicamente a los sujetos que la padecen,
                Violencia abierta: es descarada, visible, ejercida   dejando en ellos una sensación de impotencia, estrés,
                a través de la fuerza de quien detenta mayor poder   desmotivación para seguir en la escuela, efectos
                en las relaciones sociales. La podemos encontrar en   negativos en el rendimiento escolar, baja autoestima,
                espacios dentro del plantel, como por ejemplo:   traumas que les impiden tener buenas relaciones
                •  En el salón de clases: el aula no es solamente el   con sus compañeros e incluso algunos han llegado al
                  sitio en donde se generan aprendizajes, donde   suicidio. Asimismo, podemos señalar que la violencia
                  se manifiesta la violencia simbólica o donde se   lastima no sólo a los agredidos sino también a los
                  comparten miles de vivencias entre los alumnos,   agresores.




                                              Tequio, vol. 1, no. 1, septiembre-diciembre, 2017
   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16