Page 59 - TequioVol1No1

 

 

 

 

 

Page 59 - TequioVol1No1
P. 59

Reflexiones de inclusión educativa / Ma. de Jesús Pasallo y Ana Ma. Méndez / 59-62  59






                el avance escolar si se atienden adecuadamente las   la práctica docente; en lo que concierne a la formación de
                características de estos grupos.                los profesores, no existen espacios curriculares en los
                   Por otro lado, estas realidades escolares    planes de estudio de las escuelas normales en México
                han implicado demandas no sólo para las y los   que  destaquen  la atención a escolares migrantes. Se
                profesores, sino también para el sistema educativo   requiere analizar este fenómeno para su entendimiento
                en general, en tanto que los niños que acceden a la   y tratamiento pedagógico en la formación, capacitación,
                escuela ya no son monolingües. De este modo, los   actualización y especialización de los maestros
                contextos permeados por la migración obligarían a las   mexicanos y estadounidenses. Del mismo modo, no es
                instituciones escolares y a los docentes que laboran   suficiente el cambio en las concepciones y la práctica
                en ellas a aplicar nuevos sistemas de enseñanza; en   de los docentes, es fundamental que la gestión de la
                pocas palabras, exige un cambio en la práctica educativa   institución apoye, propicie y consolide este modelo.
                y docente. El binomio migración-educación formula retos a   Es necesario mirar al alumno retornado bajo “el
                los cuales se está enfrentando la estructura educativa en   lente  de  la diversidad”,  a fin de  favorecer  que  se
                México, algunos de los cuales ni siquiera son visualizados   sienta  contento  en  la  escuela,  que  perciba  que  está
                por los centros educativos, o bien son percibidos pero   aprendiendo y que lo que aprende le servirá en su vida
                no se tiene el conocimiento suficiente para afrontarlos,   personal y profesional, además de que sus saberes son
                lo que finaliza en la invisibilización.         reconocidos. Bajo una lógica de educación inclusiva,
                   Sánchez (2007) menciona que los nuevos       este es el camino para la equidad; la escuela no debe
                profesionales de la educación y equipos docentes   regirse por la idea de que todos son iguales, al contrario,
                deberían basar su competencia profesional, en lugar   se deben reconocer y aprovechar las diferencias para
                de en su destreza para el uso de métodos específicos   que haya un mutuo enriquecimiento.
                e individuales  medidos  por las características   Se habla, pues, de una escuela inclusiva, y esto
                diferenciales de sujetos y grupos homogéneos, en   implica transformar el espacio educativo en un lugar
                su capacidad para ordenar un continuo de respuestas   para  todos  y  todas,  porque  parte  del  principio  de
                educativas de calidad adaptadas a las diferentes   pertenencia al grupo y del aprendizaje entre todos.
                necesidades que manifieste todo el alumnado,    Los contenidos son comunes a la totalidad del grupo
                en  el  que  la  diversidad  de  aportaciones  de  cada   y se incorporan algunos específicos que respondan
                uno se convierta en medio y recurso para el logro   a las particularidades propias de cada uno, pero los
                de aprendizajes significativos. Como bien afirman   contenidos comunes cada quien se los apropiará desde
                Etxeberria y Elosegi (2010), lo idóneo sería un   sus posibilidades, teniendo que disponer de múltiples
                profesional  capaz de conjugar los conocimientos   momentos de intercambio. Igualmente, se flexibiliza
                con las actitudes necesarias para crear ambientes   el tipo de agrupación en función de las necesidades
                propicios para aprender, un profesor con la habilidad   de la actividad. El enfoque, entonces, no es tratar de
                de diagnosticar la situación del aula, el ritmo y modos   funcionar de la mejor manera o sólo buscar acomodar
                de aprendizaje de cada alumno, las características del   la escuela; se debe trabajar basados en la flexibilidad
                proceso de aprendizaje, y que al mismo tiempo sepa   y el fomento de la comprensión de las diferencias
                cómo diseñar y planificar la enseñanza, sin olvidar que   individuales, considerando las variables personales
                en el ámbito del aula se ha de procurar el equilibrio   del propio alumno. Este debe ser un proceso dinámico
                entre la comprensión del currículum y la atención a las   que se adapte constantemente, de acuerdo con las
                diferencias individuales.                       variaciones de las condiciones de cada niño o niña.
                   Sin embargo, la realidad arroja limitantes latentes en   En esa educación inclusiva se deben abordar tres




                                              Tequio, vol. 1, no. 1, septiembre-diciembre, 2017
   54   55   56   57   58   59   60   61   62   63   64