Reconocen a 45 Forjadores de la Universidad pública y de Oaxaca

+ “El trabajo es la mejor manera de rendir honores a las y los forjadores del Alma Mater”, sostuvo el rector, Dr. Eduardo Bautista
+ “El gobierno necesita de sus universitarios para cumplir su función social e histórica”, señaló el edil José Antonio Hernández Fraguas

OAXACA, OAX., mayo 24.- Por su contribución al desarrollo y engrandecimiento de lo que hoy es la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca y la entidad misma, la trilogía de esfuerzos conformada por UABJO, Ayuntamiento capitalino y Asociación Civil “Generación 60”, rindieron tributo y entregaron reconocimientos a 45 Forjadores de la Universidad pública.

Tributo2

Hombres y mujeres, en vida y fallecidos, a través de sus familiares más directos, fueron recibiendo una a uno su respectiva medalla de reconocimiento por parte del rector de la UABJO, Dr. Eduardo Bautista Martínez; el presidente municipal de la ciudad, Lic. José Antonio Hernández Fraguas, y el presidente de la “Generación 60”, Lic. Miguel Ángel Moreno Tello, quienes ocupaban el presídium en el histórico Teatro Macedonio Alcalá.

Invocados por el Cronista de la Ciudad, Jorge Bueno Sánchez, y Haydee Calderón, fueron desfilando las y los “Forjadores de la Universidad 1955-1970”, sobresalientes todas y todos, desde los gobernadores, legisladores y alcaldes de la época, especialistas en diversas ramas del saber, catedráticos e investigadores.

Igualmente, ex rectores, autores del Himno del Estudiante, Creador del Escudo, presidentes de Sociedades de Alumnos, presidentes de la Federación Estudiantil Oaxaqueña, presidentes del Frente Mantenedores y poetas laureados.

Hernández Fraguas, presidente municipal de Oaxaca de Juárez, manifestó que los forjadores del Alma Mater son un eslabón clave en la historia de la entidad, porque “el gobierno necesita de sus universitarios para cumplir su función social e histórica y es bueno estar cerca, porque somos dos rutas con un mismo destino: garantizar la libertad y la prosperidad, porque nuestros enemigos son comunes”.

Puntualizó que “como no hay nada más importante que la esperanza en la vida de las personas y de los pueblos, entonces la Universidad está en el centro de la razón pública y de la emoción de los ciudadanos”, por lo que “esperanza y Universidad debería ser el sentido que las oaxaqueñas y los oaxaqueños de nuestra época”.

En tanto, el rector Eduardo Bautista señaló que con estas actividades reinician los certámenes literarios que marcaron una historia importante de nuestra vida institucional, cuando las y los universitarios hablaban en prosa y en poesía, conocidos como los “Juegos Florales”.

Qué gran alegría celebrar este 23 de mayo, Día del Estudiante, con tres expresiones significativas: un mensaje refrescante del cielo que nos envió la lluvia, las notas musicales de los artistas universitarios de la Facultad de Bellas Artes y el reconocimiento de los Forjadores de la Universidad y de Oaxaca, celebró.

Sostuvo que “el trabajo es la mejor manera de rendir honores a las y los forjadores del Alma Mater”, y “el gran legado es ser la institución de la libertad de las ideas, con autonomía de pensamiento y de cátedra”.

Tributo3

El rector Bautista Martínez reconoció los aportes en el devenir de 190 años de historia de grandes hombres formados en las aulas del Instituto de Ciencias y Artes, hoy UABJO, como Porfirio Díaz, Fausto Moguel, Emilio Rabasa, Rafael Reyes Espíndola, Emilio Pimentel, Ignacio Mejía, Marcos Pérez, Manuel Ruiz, Matías Romero, Miguel Castro, Félix Romero y, por supuesto, nuestro Rector Supremo: Don Benito Juárez.

Antes de concluir el acto solemne, reiteró su pronunciamiento para defender la educación y la Universidad pública ante los tiempos adversos y las ofensivas mercantilistas, así como su llamado a los gobiernos federal y estatal a invertir más en la educación de las y los oaxaqueños.

La semana cultural de festejos a las y los Forjadores de la Universidad, que este martes 23 de mayo rindió tributo a 45 de ellas y ellos, inició poco después de las 17:00 horas y concluyó más allá de las 19:00 horas con el himno de Oaxaca, el “Dios Nunca Muere”, de su creador Macedonio Alcalá, bajo las notas musicales de la Orquesta Sinfónica de Bellas Artes.

 

Deja un mensaje