PLANTAS QUE SANAN, TESTIMONIO VIVIENTE DE SABIDURÍA MILENARIA.

-UABJO y San Pablo Macuiltianguis se unen para para el rescate de la medicina tradicional.
 
-La Máxima Casa de Estudios del Estado entregó por primera vez títulos honoríficos, fueron para las y los médicos tradicionales.
 
Las plantas que hacen que uno se sienta bien. Sentirse bien desde lo profundo, desde el espíritu”, es la traducción literal de “Ka kiana runkaye rebetse´la´riu”, en zapoteco, dijo la profesora Raquel Eufemia Cruz Manzano, integrante del Grupo Cultural Tagayu’, en la presentación del libro, producto del esfuerzo conjunto entre la Universidad y la comunidad.
 
El conocimiento acumulado durante siglos ya no se perderá gracias a la compilación de los saberes en un libro, que contó con la asesoría de dos investigadores de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, el Dr. Ricardo Balam, biólogo, especialista en flora, docente de la Escuela de Ciencias y actual Director de Investigación, así como el Dr. Heriberto Ruiz Ponce, Dr. En estudios Internacionales, catedrático y director del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la UABJO (IISUABJO).
 
La señora Maura Brígida García, con base en su experiencia como terapeuta explica que para recuperar la salud, lo primero es hacer contacto físico con la muñeca del enfermo para sentir el pulso. De esta manera se percata si la enfermedad es por frío o por calor, por susto, coraje, tristeza o alguna otra emoción y es necesario encontrar el alma que puede haberse refugiado en la tierra, para volver al equilibrio. En la sanación inclusive, hay que tomar en cuenta los sueños del enfermo y de la persona que cura, la ofrenda a la madre tierra, las plantas y el mezcal preparado.
 
La participación de los catedráticos universitarios consistió en aportar el rigor científico al proyecto, que contó con la aportación económica del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y otra aportación de los macuiltianguenses que viven en Estados Unidos y enviaron remesas para preservar sus saberes. Tanto la clasificación de plantas, por parte del biólogo, como el impacto social y el análisis del contexto por parte del especialista en Ciencias Sociales, quienes se fusionaron con la comunidad y durante sus visitas realizaron charlas y talleres con habitantes, para sistematizar el proceso, que contó con el apoyo del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.
 
Más de 14 años de trabajo de recolección de ejemplares y clasificación se ven culminados con la publicación del catálogo, que contó con el acompañamiento del Grupo Cultural Tagayu, integrada por personas de la comunidad dedicadas al rescate del zapoteco. Algunas plantas sólo contaban con su nombre en lengua materna y fueron las y los especialistas en zapoteco quienes se dieron a la tarea de hacer la traducción para poder ser incluidas.
El 80% de las especies contenidas en el libro son endémicas de Macuiltianguis, algunas de ellas en peligro de extinción, especifícó Balam Narváez.
 
Posteriormente el Secretario Académico, Mtro. Javier Martínez Marín, entregó los títulos honoríficos, distinción al conocimiento de las y los siguientes médicos tradicionales:
Maura Brígida García, Ángela Cruz Méndez Luis, Odilia Ruiz Luis, Margarita Cruz Manzano, Delfina Cruz García, Fidel Reynaldo Luna Hernández y Abel Ángel Ramírez Pérez.

RELACIONADAS

Deja un mensaje