Miguel Niño, de Pinotepa, la calificación más alta del examen de admisión.

-Quiero ayudar a la gente a sanar: Estudiante de la UABJO.
 
A sus 17 años, Miguel Niño Arias, tiene muy claro su objetivo en la vida: ser médico para ayudar a las personas a sanar y el primer paso para alcanzar su meta, fue convertirse en estudiante de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, (FMC UABJO).
Miguel, quien obtuvo el mejor puntaje en el examen de admisión, cuenta que se preparó arduamente para este proceso, “me concentré en entrar a esta universidad, mi sueño era estudiar aquí, porque la UABJO está catalogada como la mayor casa de estudios referente a la medicina”.
Proveniente de Pinotepa Nacional y egresado del plantel 03 del COBAO, señala que sintió gran alegría y orgullo cuando supo que había ingresado a la UABJO, pues sabe que es muy competitivo el proceso de admisión a esta Casa de Estudios.
La pasión de Miguel por la medicina inició en su infancia, “cuando iba en segundo de primaria me operaron del apéndice y al estar en el hospital en contacto con los médicos me empezó a llamar la atención”, pero también proviene de su familia, pues sus tíos, con quienes ahora vive, son profesionales de la salud.
Para él, esta oportunidad académica en su vida, no sería posible sin el decidido apoyo que sus padres Divina y Miguel le han dado. “Extraño a mis papás, estaba muy apegado, siempre viví con ellos y venirme a la ciudad de Oaxaca fue un cambio drástico, pero no me siento triste pues sé que están felices y orgullosos de que yo estudie medicina”.
Mientras recorre las instalaciones de su Facultad, platica con una sonrisa que entre sus expectativas está el aprovechar al máximo y absorber mucho conocimiento de la planta docente de la FMC UABJO y conforme avance su carrera decidirse por alguna especialidad médica.
Miguel se siente feliz de haber cumplido uno de sus sueños y con esa emoción envía un mensaje a sus nuevas compañeras y compañeros: “primero muchas felicidades porque ya estamos en esta Facultad, completamos esa primera parte y ahora sólo es cuestión de constancia y ser perseverantes, echémosle muchas ganas”, finalizó.

RELACIONADAS

Deja un mensaje