La seguridad debe convertirse en el denominador común de las universidades: EBM

 

  • Se presenta en la UABJO, el Manual de Seguridad en Instituciones de Educación Superior

Oaxaca de Juárez, Oax., julio 14.- “Todas y todos debemos participar en la formación de una ciudadanía proactiva en la solución, anticipación o prevención de problemas relacionados con la seguridad al interior de la universidad, ampliando el proceso desde una perspectiva holística", afirmó el rector de la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca (UABJO,) Dr. Eduardo Bautista.

Esto, en el marco de la presentación del "Manual de Estudio de Capacidades sobre Seguridad Universitaria y Emergencia en las Instituciones de Educación Superior" Aprobado por el Consejo Nacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) a cargo de la Mtra. Angélica Garnica Sosa, consultora y especialista en Seguridad y Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

Frente a una nutrida presencia de personal administrativo, el rector afirmó que la autonomía universitaria de ninguna manera atenta contra el Estado de Derecho y, por lo tanto, la seguridad debe constituir el común denominador de todas las instituciones.

En ese contexto, el Dr. Bautista señaló que la comunidad universitaria, está convocada a implementar modelos de prevención a partir de la restauración del tejido social. “Nos conmina, no sólo a la formación de profesionistas, sino a la conformación de un esquema de seguridad más amplio que involucre a todos los sectores de seguridad en beneficio de causas comunes”, subrayó.

Durante su ponencia, la Mtra. Garnica planteó cinco retos principales en el quehacer en materia de seguridad pública para los tres órdenes de gobierno y para la ciudadanía que pueden generar cambios a corto plazo.

Los retos son: atender las causas estructurales que generan violencias y delitos, desarrollar capacidades institucionales, evolucionar en la construcción de una ciudadanía más informada, participativa, responsable y corresponsable, impartición de justicia y gobernabilidad.

Refirió que “No basta con decir que tenemos un terrible problema de delincuencia, tenemos que saber dónde, cuándo, por qué; ya sabemos que es un tema generalizado”.

Ante este panorama, las primeras recomendaciones del Manual son: realizar un diagnóstico interno de la institución, capacitación del personal de seguridad y comunidad universitaria y la tercera recomendación es catalogar los incidentes desde aquellos que se pueden considerar faltas administrativas que, pasando por un Código rojo que ponga en riesgo la integridad física de estudiantes, o el Código Negro que es un riesgo inminente a la vida de un integrante de la comunidad.

El documento incorpora la revisión y comentarios de las secretarías federales de Seguridad Pública y de Gobernación, así como aportaciones de las IES asociadas a la ANUIES.

 

Categorias: Acontecer
Deja un mensaje