La Biblioteca Burgoa de la UABJO ya está en la memoria del mundo

+ La directora María Isabel Grañén y el rector Eduardo Bautista recibieron el reconocimiento de manos de representantes de la UNESCO

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 5.- Juntos, la directora de la Biblioteca “Fray Francisco de Burgoa”, Dra. María Isabel Grañén Porrúa, y el rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), Dr. Eduardo Bautista Martínez, recibieron el reconocimiento de inclusión del patrimonio documental universitario al Registro Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Memoria del Mundo 2

Creada a mediados del siglo XVI, cuando fue depositada a la Biblioteca Pública del Estado y más adelante albergada en el ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, la colección “Fray Francisco de Burgoa” de la UABJO es la denominación mediante la cual quedó registrado el archivo histórico en la UNESCO.

La colección posee un invaluable legado histórico, pues está constituida por libros antiguos que formaron parte de los conventos del Valle de Oaxaca, contiene nueve impresos novohispanos del siglo XV y 12 incunables.

Como se había anunciado, el domingo 4 de marzo, en el Palacio de Minería de la Ciudad de México, la Biblioteca Burgoa de la UABJO quedó formalmente registrada en la Memoria del Mundo de México, en una ceremonia protocolaria realizada en el marco de la 39 Feria Internacional del Libro.

El registro fue concedido después de valorar las colecciones y determinar que cumplen con los criterios de identidad, autenticidad, importancia mundial, regional y nacional, entre otros criterios.

Al acto asistieron 18 representantes de bibliotecas, colecciones cinematográficas, archivos documentales, fotográficos, códices, fondos históricos y sonoros del país, quienes desde temprana hora arribaran al recinto histórico para presenciar el reconocimiento al trabajo de 25 años desarrollado por la Biblioteca de la Universidad más grande e importante de Oaxaca.

La Dra. Grañén Porrúa manifestó su orgullo por representar a la UABJO, pues el acto refleja un valor excepcional, fruto del trabajo iniciado desde 1993 con el apoyo del pintor Francisco Toledo, la organización Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI), la Fundación Alfredo Harp Helú (FAH) y la sociedad civil, quienes creyeron en la organización, restauración y conservación del legado de Oaxaca.

“Con gran orgullo decimos que nuestra Biblioteca custodia una de las colecciones más completas de las bibliotecas novohispanas, aquellas que pertenecieron a los conventos oaxaqueños”, afirmó.

Las personalidades que entregaron el reconocimiento a la Directora de la Biblioteca Burgoa y al Rector de la UABJO fueron: Nuria Sanz, directora y representante de la oficina de la UNESCO en México; César Guerrero Arellano, secretario adjunto de la CONALMEX; Catherine Bloch Gerschel, presidenta del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO 2017-2021; Rosa María Fernández de Zamora, presidenta honoraria del Comité Mexicano del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO y Yolia Tortolero, vicepresidenta del Comité Regional de América Latina y el Caribe.

También asistió personal que labora en la Biblioteca Burgoa, quienes han hecho posible la conservación, preservación y difusión de este invaluable archivo que hoy es patrimonio internacional, de Oaxaca para el mundo.

 

Deja un mensaje